miércoles, 5 de junio de 2013

Western lifting

Bueno, chicos, como podréis comprobar, y gracias a la destreza y afán de superación de mi amigo Chencho, las cosas siempre se pueden mejorar. ¡Tres hurras y tres disparos al aire por Chencho! De todas formas, en el mensaje anterior sí acerté en un detalle, pues, si de algo estoy ahora seguro es que el anterior cartel (el de Cantinflas en el Oeste) ya se ha convertido en una pieza de coleccionistas. Sin duda, la madre de Mahoney lo colocará encima de la chimenea. Os mando una estampida de abrazos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Alber,
Me preguntaba si es posible ver tus cortometrajes "La caja negra" y "mátame unos cuantos" en algún website.
Gracias.